La Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) proclamó el 1 de marzo como el día para la Cero Discriminación, por primera vez, el 1 de marzo de 2013, promovida e impulsada por ONUSIDA, ante los casos de personas con VIH y SIDA.

Tiene por objetivo plantarle cara a la discriminación sea cual sea.  No importa lo diferentes que parezcamos o los gustos y preferencias: todos los seres humanos gozamos de los mismos derechos.

Como establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nadie tiene la potestad de arrebatarle esos derechos a otros individuos, mucho menos por su raza, género, preferencia sexual, creencias religiosas o limitación cognitiva.

El objetivo primordial

El principal objetivo de este día es frenar los actos de discriminación que se puedan presentar en lugares de trabajo, comunidades, colegios, etc.

Existen desigualdades en el acceso y garantía de derechos por razones de sexo, edad, salud, ocupación, ingresos, discapacidad, orientación sexual, identidad de género, raza y religión, entre otras.  Según datos de la Organización de las Naciones Unidas, la desigualdad está aumentando para más del 70% de la población mundial, lo que agrava el riesgo de división y obstaculiza el desarrollo económico y social.

Pleno ejercicio del derecho a la no discrimación

Este día llama al pleno ejercicio del derecho de cada persona a vivir una vida con dignidad, independientemente de su aspecto, su lugar de procedencia o la elección de la orientación sexual. El derecho a la no discriminación implica el respeto a la dignidad humana, autonomía, privacidad y confidencialidad, en igualdad de condiciones para todas las personas.

¿Y las mujeres?

En el caso de la discriminación contra las mujeres, este día adquiere especial relevancia, porque ésta suele ser uno de los principales obstáculos para el ejercicio de sus derechos humanos y el acceso a oportunidades en diferentes sectores, etapas de vida o condiciones aunadas a las de ser mujer.

Los Estados tienen la obligación moral y legal de eliminar y modificar las leyes discriminatorias creando otras que protejan a las personas de la discriminación. 

Mónica Sevilla de la Cruz

Centro de Atención Integral a Mujeres “Concepción Arenal”